Gran bretaña y su injerencia en América Latina: Las Islas Malvinas

En 1982 la dictadura argentina tomaría una de las decisiones más alocadas que llego a tener; al creer que pateaba a un cachorro y pensar que su manada no haría nada al respecto. La dictadura argentina dirigida por el Teniente General Leopoldo Fortunato Galtieri, buscando traer prestigio, aprobación y reconocimiento a su gobierno se encargaría en una guerra que dejaría secuelas tan grandes que hasta la fecha se viven.

El ambiente que se vivía días antes de ir a la guerra era un caos, el movimiento obrero había congregado el 30 de marzo de 1982 en la Plaza de Mayo, ubicada en Buenos Aires, alrededor de cincuenta mil personas con la mano levantada en señal de protesta contra el gobierno del Teniente General Galtieri, acción que en ese momento era prohibida. Entre los temas que resaltaban estaban los desaparecidos (que ascendieron a 30 mil a lo largo de la dictadura), la supresión de derechos, la falta de comida y trabajo. Pero el 2 de Abril del mismo año, dos días después de la gran huelga obrera, habían mas de cien mil personas en la misma plaza de mayo, ondeando orgullosamente sus banderas y avivando el fuego nacionalista, exclamando “¡Gracias, Gloriosa Armada Nacional!”, ”!Galtieri, Galtieri,!”, alababan a la marina argentina y a al Teniente General, pues ese mismo día, las tropas argentinas habían desembarcado en las Falklands Islands a quinientos kilómetros de la costa, y reclamado la soberanía de las islas Malvinas como argentinas.

A principios del siglo XIX Argentina había declarado la soberanía sobre las islas Malvinas, pero en 1833, Gran Bretaña llego y se apoderó del territorio, expulsando a los pocos habitantes que vivían en ella. Desde entonces las islas eran gobernadas por gran bretaña, dos países burgueses y capitalistas enfrentándose uno al otro.

La Dama De Hierro

A finales del mes, argentina había tomado control del archipiélago con la juventud de las fuerzas y con pocos recursos. Sin embargo, el Gobierno Británico, dirigido por la Primer Ministro: Margaret Thatcher, la primera mujer que ocupaba este importante cargo y conocida como la Dama de Hierro, coincidentemente traía una serie de problemas económicos durante su gestión, viò la oportunidad y reaccionó contra la invasión a sus dominios, declarando la guerra contra el gobierno del Teniente General Leopoldo Galtieri.

La inteligencia argentina cometió el error de no considerar que los británicos fueran a combatir debido a la lejanía de las islas de su territorio, y por la creencia que eran unas islas sin mayor importancia en la geopolítica marina. Al mismo tiempo se vieron asombrados por los grandes apoyos de Estados Unidos, que pensaban se limitaría a únicamente observar, y el apoyo de Chile, su vecino fronterizo.

Reunió Unido envío tropas, barcos, portaviones, aviones y hasta un submarino nuclear para librar esta guerra. Por otro lado, Argentina, a través del General Leopoldo, exclamó: “Si quieren Venir que vengan, les presentaremos batalla”. Enviando tropas, aviones y barcos a combatir al archipiélago, no obstante los soldados de Elite Argentinos estaban congregados en la frontera con Chile debido a la posición que este país había tomado contra el pueblo argentino, dejando a los mas inexpertos y menos provisionados contra la poderosa armada británica.

La URSS Y La Argentina

Recordemos que esta guerra se desato en el ambiente de la guerra fría y la Unión Soviética, con un gobierno comunista, apoyó al gobierno capitalista de la Argentina, pues aunque no tenían la mejor relación, la discusión entre un miembro de la OTAN (organismo creado para combatir expresamente a la Unión Soviética y su influencia en el mundo) contra un país que reclamaba por derecho marítimo e histórico el archipiélago como suyo, hizo que los Soviéticos vieran con buenos ojos las acciones del T.G. Galtieri, formando una alianza que le brindaría a la dictadura argentina la oportunidad de contar con tecnología avanzada soviética como la vista satelital de la URSS.

La unión soviética posicionó satélites en el atlántico sur para supervisar los movimientos británicos, también recolectó información de los movimientos de las fuerzas británicas que se desplazaban por la África Occidental. Y con esta ayuda les entregaron la información que fue clave para combatir de manera eficaz al portaaviones HMS Invincible y hasta hundir otros barcos ingleses. Pero la participación soviética no solamente se limitó al espionaje, pues también por medio de países terceros como Cuba, Libia o Perú recibió armamento militar para librar la guerra.

Sin embargo, al momento recibir un mayor apoyo de los Soviéticos, como lo sería la venta de armamento de alta calidad a bajos costos, los argentinos por temor a lo que se convertiría en una intervención directa de los Estados Unidos y al gobierno de su presidente; Ronald Reagan, un Neoconservador Anticomunista, desistieron de seguir recibiendo apoyo por parte los Soviéticos, pues no querían iniciar una guerra a gran escala con Gran Bretaña y Estados Unidos. Limitando así la participación soviética en esta guerra.

Aunque los Estados Unidos eran una preocupación, también fueron clave para evitar que los británicos usaran el gran armamento de su submarino nuclear en contra el territorio argentino, pues los Americanos no permitirían que un arma de destrucción masiva fuera utilizada de esta manera en el continente Americano. Además, que fue el mediador antes de comenzar la guerra.

El Fin De Una Guerra En La Era Moderna

El 14 de junio de 1982 tras una intensa guerra de 74 días, en la que existieron héroes en ambos bandos, los británicos se vieron superiores y lograron la rendición del Teniente General Leopoldo Galtieri: “Nuestros soldados lucharon con esfuerzo supremo por la dignidad de la nación. Los que cayeron están vivos para siempre en el corazón y la historia grande de los argentinos (…) Tenemos nuestros héroes. Hombres de carne y hueso del presente. Nombres que serán esculpidos por nosotros y las generaciones venideras”.

La finalidad del gobierno argentino era invadir las islas con puro objetivo político, pues creían que recuperar las islas haría que el pueblo argentino nuevamente se uniría para apoyar al gobierno. Sin embargo, paso todo lo contrario, el abandono a las tropas, la derrota de la marina y los conflictos internacionales e internos que acarreó el gobierno militar, provocó su propio fin, dando inicio a los gobiernos democráticos en la Republica de Argentina.

Por otro lado, la Primer Ministro Británica, Margaret Thatcher, convirtió esta guerra y su gran apoyo a las fuerzas armadas, fue pieza clave para traer de vuelta su prestigio y poder en el Reino Unido y así dio el triunfo a su partido durante las elecciones parlamentarias.

Las islas Falklands/Malvinas, siguen en una disputa que parece interminable, su extensión de más de 11,780 kilometro cuadrados y posición geográfica es una pieza fundamental pues las islas controlan uno de los ocho pasajes marítimos mas importantes del mundo, el estrecho de magulla, desde las Malvinas se vigila el tráfico marítimo del estrecho y el pacífico que pasa en sus costas, también es un punto de apoyo para las operaciones en la Antártida.

Los Corazones Que No Se Rinden.

En mi viaje a la Republica de Argentina, habité en los alrededores de la capital federal en Buenos Aires, ahí, fue común encontrar a familiares y ex combatientes de las islas Malvinas que narraban con orgullo lo que su país había hecho, derribar 37 aviones y hundir 8 barcos de la armada británica, mientras al mismo tiempo esos soldados aun eran muy jóvenes e inexpertos para combatir. Con orgullo contaban estas grandes hazañas y el orgullo que tenían por ser familiares de estos jóvenes que combatieron al imperialista británico contra todo pronóstico.

Leer en las calles que las Malvinas son argentinas es común y deja en claro que aunque la dictadura argentina perdió rápidamente la guerra y al año siguiente terminó de perder su poder y dio comienzo a la era de la democracia en la Argentina, como parte de su legado, esta el nacionalismo que dejo a las generaciones posteriores y el combate en los tribunales que los gobiernos modernos aun reclaman y siguen avivando el fuego a los ciudadanos que vivieron y viven en historias la lucha por las Malvinas. El fuego aun este encendido.

La importancia geopolítica de la islas Falklands, es muy grande, y dejarlas ir no solamente se limitaba a dejar mal al gobierno en turno, sino que se perdería el poder en el mundo.

 


Referencias. 

GUERRIERO, L. E. I. L. A. (2020, 10 octubre). La otra guerra de las Malvinas. EL PAIS. Recuperado 4 de febrero de 2022, de https://elpais.com/elpais/2020/10/08/eps/1602144739_814322.html

Sciaroni, M. (2019, 18 abril). Malvinas, documentos desclasificados: los partes de inteligencia del «amigo invisible» soviético y los satélites que «espiaron» a la flota británica. https://www.infobae.com. Recuperado 5 de febrero de 2022, de https://www.infobae.com/sociedad/2019/04/18/malvinas-documentos-desclasificados-los-partes-de-inteligencia-del-amigo-invisible-sovietico-y-los-satelites-que-espiraron-a-la-flota-britanica/

Cockcroft James (2001), América Latina y Estados Unidos. Historia política país por país, Siglo XXI Editores, México, Primera Edición en Español. Capítulo. Argentina

INFOBAE. (2022, 7 febrero). Reino Unido criticó a China por defender el reclamo argentino de las Islas Malvinas. infobae.com. Recuperado 10 de febrero de 2022, de https://www.infobae.com/america/mundo/2022/02/07/reino-unido-critico-a-china-por-defender-el-reclamo-argentino-de-las-islas-malvinas/

Lo más leído

Suscribírse

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Image

Dirección

90° Altabrisa Business Center
Calle 17 # 474 por 20 y 22, Fraccionamiento Altabrisa,
97130 Mérida, Yuc.

Contacto

Lun-Vie 09:00 a 18:00
Sábado 09:00 a 14:00
Tel. 999 942 9140
info@fcainternational.com.mx

Galería