Singapur y la geopolítica de la arena.

La extracción de arena para la recuperación de tierras (práctica que permite ganar áreas de terreno para un uso específico) es un problema geopolítico y ecológico para la región del sudeste asiático. Singapur es el país que lidera la lista de extractores, puesto que la superficie de su territorio ha crecido más del 25% desde su independencia. En tan solo 2018, el país creció 2.7 kilómetros cuadrados, la mayor expansión anual en una década. Pero al mismo tiempo, Singapur representa un ideal de modernidad al contar con una amplia urbanización, pues este país fue uno de los primeros tigres asiáticos, y es ahora un centro clave del comercio internacional y cuenta con casi un billón de dólares de riqueza económica.

No obstante a lo anterior, esta polis se encuentra en un situación de crisis continua, pues al ser archipiélago con islas y espacios artificiales su territorio se ve insuficiente para sostener a su población y economía creciente a medida que las precipitaciones elevan el nivel del mar debido al calentamiento global. Si bien el método empleado ha beneficiado exitosamente a Singapur, dándole incluso la oportunidad de diseñar espacios urbanos sostenibles, es importante mencionar que está ligado al permanente daño a la flora y fauna de los ecosistemas marinos circundantes a la costa singapurense.

A pesar de su escaso valor, la arena es un recurso clave de las sociedades industrializadas y es la segunda sustancia más utilizada en la tierra después del agua. La práctica de crear nuevos terrenos para la construcción se puede observar en todo el mundo, aunque con mayor frecuencia en Asia, concretamente en Singapur.

Es cierto que la población que habitaba en Singapur desde mediados del siglo XIX utilizaba este método para reforzar las líneas costeras y proteger a las comunidades pesqueras de las inundaciones. Pero desde su independencia e industrialización hasta finales de 2010, Singapur ha dado prioridad a este método para proyectos de infraestructuras, industria, servicios públicos y fines militares. Es clave en la economía singapurense y tiene una gran importancia a nivel de seguridad nacional.

El proceso inicia con el uso de diques de delimitación para retener el agua y después drenar hasta quedar un pozo vacío. El siguiente paso consiste en el relleno de ese vacío con material de relleno, es decir con arena. Se debe hacer hincapié en que la arena utilizada para la recuperación de tierras es la arena de mar, mientras que la arena de río es un componente básico en materiales de construcción.

Regresando a la idea principal, fue debido al hecho de que Singapur tiene un territorio muy pequeño con pocos recursos naturales que comenzó a depender de la arena hasta agotar la que tenía. Dado que la arena es un recurso natural que generalmente no se comercializa internacionalmente, porque los costos elevados del transporte superan rápidamente sus bajos costos de extracción, el gobierno singapurense se vio en la necesidad de importar arena (en gran parte de forma ilegal) a sus vecinos Malasia, Indonesia y Vietnam, turnándose después hacia otros países asiáticos cercanos como Camboya, Myanmar, Bangladesh y Filipinas. Además, otros países de Asia han llevado a cabo esta práctica. China es uno de ellos; entre 2006 y 2010, las ciudades costeras chinas recuperaron una media de 700 kilómetros cuadrados.

No obstante a lo anterior, motivos como la desaparición de algunas islas Riau, incongruencias en las cantidades exportadas-importadas declaradas e ideas que aludían a que Singapur quería absorber el territorio circundante, hicieron que Malasia deje de enviarle arena en 1997, que Indonesia le prohíba su importación en 2007, y que Vietnam suspenda el dragado del recurso en 2000, limite las exportaciones en 2008 y las prohíba en 2009.

En otro orden de ideas, cuando se piensa en los recursos naturales no renovables y los problemas actuales relacionados con ellos, la arena no suele ser lo primero en que se piensa. Discusiones en todo el mundo giran en torno a temas como cantidades insuficientes de petróleo de fácil acceso, escasez de agua, deforestación y sobrepesca. Sin embargo, en algunas partes del mundo como en el sureste de Asia, la arena se considera un desestabilizador y un problema en aumento.

No obstante a lo anterior, es importante recalcar que la extracción de arena no es un fenómeno nuevo, pero su realización a gran escala y el ritmo de la actividad sí lo son. Cada año se extraen hasta 50 mil millones de toneladas de arena de ríos, pozos, canteras, costas y zonas marítimas, es por ello que su impacto es grande y evidente. Debido a que Singapur ha buscado aumentar el terreno para proyectos de infraestructuras, los bosques costeros, arrecifes de coral y manglares del país han desaparecido, sobreviviendo únicamente en los acantilados costeros y las islas de alta mar.

Además, la recuperación de tierras altera los procesos naturales de la mayoría de los ecosistemas restantes, la biodiversidad y la seguridad alimentaria de Singapur y del sudeste asiático.

Por otro lado, cabe destacar que la arena es un recurso no renovable y desempeña un papel fundamental en el desarrollo; y, a diferencia de otros recursos de la misma característica como el carbón, la arena no tiene alternativas comerciales económicamente viables. De la misma forma, no existe ningún organismo intergubernamental que controle el uso de la arena a nivel mundial, por lo que la extracción de arena no está regulada y en muchos casos es ilegal. La misma Organización de las Naciones Unidas ha afirmado que “la arena es uno de los principales retos de sostenibilidad del siglo XXI''.

La extracción de la misma tiene un valor de 66,273 millones de dólares aproximadamente al año, y un metro cúbico de arena se vende hasta en 83 dólares en zonas de gran demanda y escasa oferta. A pesar de su bajo precio por unidad cúbica, la arena es el recurso minero no energético más importante del mundo, sólo superado en su valor de producción por los combustibles fósiles. Entonces, ¿por qué comprar arena cara procedente de minas autorizadas si se puede ganar mucho dinero con su comercio ilícito? Hasta han aparecido “mafias de la arena”.

La realidad es que Singapur seguirá necesitando porque el ritmo de expansión del país está acelerando. Además, no es el único país que la utiliza, también Estados Unidos, Reino Unido, Luxemburgo y los Emiratos Árabes Unidos llevan a cabo esta práctica, por lo que en occidente también existe esta problemática.

¿Será posible reducir el ritmo de extracción de arena? Ha sido sugerido por ecologistas que el dragado de arena deba realizarse con límites predeterminados que permitan a los ríos y costas reponer sedimentos anualmente. Sin embargo, estos límites nunca igualarán la necesidad insostenible del mundo. Es por ello que, tal vez aún no resuene en las noticias, un desastre ecológico se verá en los próximos años si no se toman las acciones necesarias de forma inmediata.


Referencias.

Ahuja, A. (2019, 17 mayo). Commentary: The world is running out of sand. CNA. Recuperado 18 de noviembre de 2021, de https://www.channelnewsasia.com/commentary/world-sand-running-out-land-reclamation-for-infrastructure-879211

Architecture, F. (2018, 18 marzo). In Conquering the Sea, Singapore Erases Its History. Failed Architecture. Recuperado 25 de noviembre de 2021, de https://failedarchitecture.com/in-conquering-the-sea-singapore-erases-its-history/

Beiser, V. (2021, 4 mayo). See How Sand Mining Threatens a Way of Life in Southeast Asia. National Geographic. Recuperado 19 de noviembre de 2021, de https://www.nationalgeographic.com/science/article/vietnam-mekong-illegal-sand-mining

Hunt, L. (2011, 26 agosto). Sand and Singapore. The Diplomat. Recuperado 18 de noviembre de 2021, de https://thediplomat.com/2011/08/sand-and-singapore/

Milton, C. (2010, 4 agosto). The Sand Smugglers. Foreign Policy. Recuperado 21 de noviembre de 2021, de https://foreignpolicy.com/2010/08/04/the-sand-smugglers/

Ministry of Foreign Affairs of Singapore. (2007, 12 febrero). Transcript of Reply by Minister of Foreign Affairs George Yeo to Question in Parliament on sand and. Ministry of Foreign Affairs. Recuperado 21 de noviembre de 2021, de https://www.mfa.gov.sg/Newsroom/Press-Statements-Transcripts-and-Photos/2007/02/Transcript-of-Reply-by-Minister-of-Foreign-Affairs-George-Yeo-to-Question-in-Parliament-on-sand-and

Pereira, K. (2021, 1 septiembre). The geopolitics of sand. SandStories.Org. Recuperado 23 de noviembre de 2021, de https://www.sandstories.org/stories/the-geopolitics-of-sand

Reporter, G. S. (2018, 10 julio). Is the world running out of sand? The truth behind stolen beaches and dredged islands. The Guardian. Recuperado 20 de noviembre de 2021, de https://www.theguardian.com/global/2018/jul/01/riddle-of-the-sands-the-truth-behind-stolen-beaches-and-dredged-islands

Ungku, F. R. L. (2019, 3 julio). Exclusive: In blow to Singapore’s expansion, Malaysia bans sea sand exports. U.S. Reuters. Recuperado 17 de noviembre de 2021, de https://www.reuters.com/article/us-malaysia-singapore-sand-exclusive-idUSKCN1TY0C4

 

 

Lo más leído

Suscribírse

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Image

Dirección

90° Altabrisa Business Center
Calle 17 # 474 por 20 y 22, Fraccionamiento Altabrisa,
97130 Mérida, Yuc.

Contacto

Lun-Vie 09:00 a 18:00
Sábado 09:00 a 14:00
Tel. 999 942 9140
info@fcainternational.com.mx

Galería